Miradas de esperanza, otra perspectiva

La vida es un baldecito de emociones. Pero que bonito es vivirla bien acompañado.

Hoy eres feliz, mañana sueltas una lágrima, (pero qué, antes habla de la importancia de la gestión de emociones, hoy estoy aprendiendo realmente que es eso).

No es difícil hablar sin saber, pero es mejor contar después de superar. Qué dirección tomar? Hacia dónde nos lleva la vida? Si las direcciones que la orientan no son en una dimensión, apuntan a diversos ladrillos de una pared, pared de un laberinto…. Igual siempre llegamos a un lugar parecido.

¿Qué reflexión nos puede dejar un caracol que trepa lentamente la pared de un laberinto? No sé, pero creo que el puede salir más rápido de allí que nosotros, ya que aunque se desplaza “lento”, suave, sin afán, su trayecto contempla otras dimensiones que le permiten observar de mejor manera el mundo. Detalles que regularmente olvidamos, nos centramos en una baldosa, una oficina y no miramos ni a la ventana, ¡sucio vidrio!!. Debemos pasarle un trapo y un papel periódico. Pero no, a veces los cucarrones chocan con los vidrios limpios, van volando tan felices, guiados por instintos intestinales, pero volando. Con ojos parecidos a los nuestros, percepciones similares, también estrellamos vidrios. También tenemos quien nos quiere cazar y a quién cazar.

Verde esperanza, verde esmeralda, verde de vida. Ese color que de a poco hemos ido elimminado de lo que queda de naturaleza, color de tranquilidad, de aire, de pulmones, de más allá. Ahora el verde lo usamos en las canecas de reciclaje, los semáforos, las señales de evacuación, la publicidad para asociar a fresco y natural. Si, nos toca pintarlo, más y más pintura verde, antes que nos demos cuenta: se acabo el verdadero verde, el que nos interesa, el que estaba antes de nosotros, antes de Dios.

Déjame vivir, cuidar, permíteme volar, nadar, caer, arrastrar, rodar, aspirar, soplar. Bello mundo color sol, así igual que tus grandes ojitos, tus serenos ojos chiquitos.

Miradas, miradas que engañan, miradas que mientes y confunden. Asegúrate de no dejarte llevar por supersticiones, asegúrate de confiar en ti y en tu sombra. En tus todos, en tus amigos. La gente pasa y las miradas también conectan. Así rasgues tus ojos y deformes la cornea, en la mirada se retratan los sueños, miedos y experiencias. Las miradas dialogan, solas dialogan, juntas dialogan; ellas se encuentran e inician la conversación mucho antes que tu boca. Las miradas mandan y el cuerpo las sigue, las miradas, únicamente las miradas son capaces de dominar las sombras, hacerlas rotar alrededor nuestro, lo haz visto? Mírame, convénceme, un guiño de ojo. Esos dos lindos ojos, ojos recién nacidos, ojos curiosos, provocadores de miradas. Tus ojos que al moverse, la sociedad penaliza, porque esa bendita y moralista sociedad no los quiere inquietos, le preocupa que dancen contentos, que se dilaten, que conversen, que se oculten.

Advertisements

About Wilson - Papá DivertidOOs

Soy el papá del proyecto DivertidOOs.com Conversamos con parejas jóvenes sobre lo que hemos hecho y aprendemos en torno a la proyección, finanzas, identidad, formación, momentos... Interactuamos con Mamá y Papá recientes acerca de actividades, tiempo de calidad, reflexiones en maternidad/paternidad

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: