Cambios en la escuela desde un enfoque sociocultural

Observando mi barrio desde la ventana de mi casa pareciera un afiche pegado en la pared, es el mismo desde hace ya varios años. A la derecha logro observar parte de una escuela, cuyo único cambio diferenciable es el color de su tejado, recuerdo que era azul, ahora es rojo. La escuela, parece estática, estancada en el tiempo, cuando paso cerca veo siempre los mismos profesores en los mismos salones, cuando estoy lejos solo se siente el cambio de lo que llamamos “el descanso”. Un barrio igual, una escuela igual. Momento, había pasado desapercibidos algunos detalles. El barrio si ha cambiado, las busetas tienen rutas nuevas, el barrio se expande; las tiendas de la esquina se han reemplazado por famosos minimercados; los locales de ventas de minutos a celular ahora ofrecen servicios de llamadas internacionales y acceso a internet; los jóvenes luego de salir del colegio se visten y retocan según patrones similares en sus grupos; en la buseta cada uno se encapsula en su mundo, interactuando con su telefóno ineligente, su reproductor de música y/o imagen. Si, en el fondo el barrio ha cambiado mucho, pero, ¿qué pasa con la escuela?.

 

No sólo el barrio, el mundo esta cambiando, y aunque las fachadas de las casas parecen iguales, hilos transparentes conectan a mis vecinos con el mundo, con su cultura, sus preocupaciones, sus intereses, sus habitantes. Conexiones que gradualemnte afectan un entorno agitado y aislado, conexiones que aunque parecen inertes y dan la sensación de aislarnos de la realidad, estan llenas de vitalidad, son activas y hacen parte de nuestra vida cotidiana, pero, ¿qué pasa con la escuela?.

 

Nuevas tecnologías electrónicas incursionan en una carrera de consumo vertiginosa, caracterizadas por integrar cada vez mayores servicios con una orientación personal a cada individuo, tecnologías que (Arevalo, 2009) promueven la emergencia de nuevas practicas de convivencia y en el campo particular de la enseñanza, nuevas formas de escritura. Las distancias son cada vez más relativas, las culturas más homogenizadas dentro lo que aprenta ser una explosión de generos de convivencia, pero, ¿qué pasa con la escuela?.

 

Bueno, la escuela se encuentra aislada en el centro de una red de computadoras que conectan personas, experiencias, nuevos conocimientos y formas de expresión. Gran parte de esta realidad es responsabilidad de los docentes, sus miedos, motivaciones y tradiciones. Por eso el núcleo de la escuela deber ser el alumno (Heredia, 2007), partiendo ésta, desde su autonomía, por observar y conocer el contexo y las necesidades, ajustar los diseños curriculares y preparar a sus docentes en el buen uso de las tecnologías vigentes y las que vienen. Un ejemplo es la creación de redes escolares (tanto de docentes como de estudiantes), basadas en intereses comunes, muchas veces mediadas y facilitadas por redes sociales virtuales y sitios especializados que promueven la comuniación entre sus miembros.

 

Se manifiesta entonces la necesidad de la inclusión efectiva de tecnologías digitales buscando apoyar los procesos tradicionales de aprendizaje, una combinación balanceada y minuiciosamente planeada que aproveche lo mejor de cada modalidad (procesos tradicionales y procesos basados en las TIC) enmarcado en un nuevo concepto, el aprendizaje combinado (Mortera, 2007). Reitera un papel importante la destreza y el conocmiento que tenga el docente (y por tanto las politicas de apoyo de la institución) para llevar exitosamente el proceso, la combinación de enfoques pedagógicos y diferentes formatos de tecnologias en la web.

 

Para lograr entender mejor estos cambios, recientes perspectivas psicológicas y antropológicas intentan dar explicación a los procesos de aprendizaje, enmarcándolos en practicas situadas, donde el individuo se desenvuleve dentro de contextos específicos. Aqui cobra especial interés la teoría de Wenger (2001) quién describe las comunidades de práctica desde tres aspectos principales a saber: empresa conjunta, compromiso mutuo y repertorio compartido. Desde este enfoque los diversos actores de una comunidad educativa negocian permanentemente sus objetivos, estrategias y roles, dentro de un continuo proceso de transformación orquestado por el docente, en el cuál cada participante se acerca al centro de sus ambientes de interes., incluyendo en su represtorio nuevas formas de expresión y comuniación mediadas por tecnologías. Éstas comuniades de práctica no tienen fronteras ni límites determinados, y se diversifican rápidamente al enlazarse con las posibilidades de comuniación a las que da acceso el internet.

 

Daniels (2003) complementa este enfoque, repasando estos estudios desde la actividad como unidad de análisis en sus tres generaciones. La primera generación de la teoría de la actividad es la representación del acto mediado para relacionar los actores y sus intenciones con los resultados particulares obtenidos mediante el empleo de ciertos instrumentos, intentando prescindir del dualismo individual/social dominante.

 

En su segunda generación se añaden elementos sociales y colectivos de un sistrma de actividad tipo reglas, es decir se expande más allá del objeto y el sujeto hacia su entorno, caracterizado por interaccines mutuas, algunas de contradicción.

 

 

 

 

 

Finalizando con una propuesta, aún más amplia y compleja, donde el objeto pasa a ser compartido en la actividad, caracterizada por la negociación, orquestación y lucha entre perspectivas de los participantes, de naturaleza conflictiva, comprendida por dialogos entre múltiples perspectivas y redes de sistemas de actividad en interacción.

 

 

 

 

 

Se puede observar como los teóricos han realizado aproximaciones a las nuevas dinámicas de relación del sujeto dentro de su entorno personal de aprendizaje, abarcando comunidades de práctica y multiples perspectivas. Justamente a un modelo tan enriquecedor y complejo es que puede acercarse la escuela haciendo un correcto uso de procesos de aprendizaje mediados por tecnología.

 

Apoyarse en tecnologías digitales interconectadas, diluye la idea del alumno receptor de conocimiento solitario y propicia nuevas dinámicas de integración y colaboración, que pueden llegar incluso a transpasar las fronteras del aula, acarreando alternativas de evaluación abiertas, universales y flexibles. Es necesario, por lo tanto, educar para el futuro, educar para la daptación y los retos, tarea asignada a toda la comunidad educativa, pero orientada principlamente por un docente experto en orientar comunidades de aprendices en un mar de conocimiento distribuido apoyado por la institución.

 

El barrio se permea progresivamente del mundo exterior, la escuela en su rigurosidad y formalidad intencionalmente o no, se niega a hacerlo.

 

 

 

Referencias:

Arévalo Zamudio, J., & Rodríguez Blanco, G. (2009). Entrevista a Juan Manuel Fernández Cárdenas. Educación y Tecnología. Reflexiones y experiencias en torno a las TIC. (J. Arévalo Zamudio, & G. Rodríguez Blanco, Edits.). México, Distrito Federal, México: Secretaría de Educación Pública / Dirección General de Materiales Educativos. [Audio]

 

Daniels, H. (2003). Vygotsky y la Pedagogía. Barcelona: Paidós.

Heredia Escorza, Y., & Romero Murguía, M. E. (2007). Un nuevo modelo educativo centrado en la persona: compromisos y realidades. En A. Lozano Rodríguez, & J. V. Burgos Aguilar, Tecnología Educativa en un Modelo de Educación a Distancia Centrado en la Persona (págs. 53-75). México: Limusa.

 

Mortera Gutiérrez, F. J. (2007). El aprendizaje híbrido o combinado (Blended Learning): Acompañamiento tecnológico en las aulas del siglo XXI. En A. Lozano Rodríguez, & J. V. Burgos Aguilar, Tecnología Educativa en un Modelo de Educación a Distancia Centrado en la Persona (págs. 125-156). México: Limusa.

 

Wenger, E. (2001). Comunidades de Práctica: Aprendizaje, Significado e Identidad. Barcelona: Paidós.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements

About Wilson - Papá DivertidOOs

Soy el papá del proyecto DivertidOOs.com Conversamos con parejas jóvenes sobre lo que hemos hecho y aprendemos en torno a la proyección, finanzas, identidad, formación, momentos... Interactuamos con Mamá y Papá recientes acerca de actividades, tiempo de calidad, reflexiones en maternidad/paternidad

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: